Dresscode para una entrevista de trabajo en moda

Os damos las 6 claves para acertar con el outfit perfecto como carta de presentación para una nueva oportunidad laboral

traje entrevista de trabajo

Una de las primeras cosas que nos viene a la cabeza cuando recibimos la esperada llamada de un reclutador o responsable de RRHH citándonos a una entrevista de trabajo es: ¿qué me pongo? Esta pregunta nos pone especialmente nerviosos si, además, el trabajo al que estamos postulando está relacionado con el mundo de la moda.

Evidentemente, los profesionales del sector de los RRHH son conscientes de que lo más importante para seleccionar a alguien son sus conocimientos y experiencia. Pero la imagen, aunque a veces nos parece un tema tabú, también importa. Y es que existen ciertas normas sociales en cuanto a la vestimenta en cualquier ambiente de trabajo que debemos respetar siempre. Igual que no nos fiaríamos de un banco en el que el director nos atiende en chandal, no pediríamos tampoco consejo sobre unas zapatillas para hacer trekking a un dependiente perfectamente trajeado. De la misma manera, un reclutador que debe escoger entre dos candidatos con perfiles similares y los mismos años de experiencia y conocimientos, acabará escogiendo al que, tras una breve reunión, le haya dejado una mejor impresión en la entrevista de trabajo y parezca encajar mejor con la filosofía de la marca.

En los 30 primeros segundos en que conocemos a una persona nuestra mente analiza su aspecto. Una determinada prenda de vestir, un complemento o incluso un color de labios, pueden dejarnos una imprenta en ocasiones mayor que cualquier frase o currículum. El hecho de que un seleccionador pueda recordarte después de ver a cientos de candidatos es un punto a tu favor que puede ser de gran ayuda en un proceso de selección. Así pues, además de haber llevado a cabo un buen proceso de búsqueda de empleo (o Jobhunting) y de elaborar un CV impecable, es importante que cuando lleguemos a la entrevista de trabajo dejemos una buena impresión.

De esta manera, a continuación os dejamos 6 claves para acudir a una entrevista de trabajo con el atuendo perfecto:

1. Investiga la cultura y filosofía de la empresa, así como su ambiente de trabajo

Si sabemos la firma para la que estamos postulando, es imprescindible investigar un poco su filosofía, su público y su ambiente de trabajo. En el caso del retail de moda y lujo no podría ser más facil: nos bastaría con acercarnos a una de las tiendas de la firma para observar como visten los trabajadores. Si el puesto ofertado es en oficinas, contamos con numerosas herramientas que nos permiten acceder al día a día de las empresas: las redes sociales serán nuestro aliado perfecto. Muchas firmas cuelgan en sus cuentas de Facebook, Twitter o, sobretodo, Instagram fotografías de sus oficinas y trabajadores. Si nos fijamos en lo que suelen llevar estos tendremos una gran parte del camino hecho. Aun así, siempre debemos tener en cuenta que las personas que estamos viendo son trabajadores que ya están en la empresa y que, por lo tanto, su forma de vestir será más relajada. No podemos olvidar que nosotros aún no formamos parte del equipo, por lo que nuestro aspecto debe ser siempre un poco más elegante del que vemos en esas fotografías.

Por otro lado, si el proceso de selección es confidencial y no sabemos la firma para la que estamos postulando, debemos intentar ser siempre lo más neutros posible. Si se trata de una firma de lujo siempre deberemos ser más elegantes y formales; en cambio, si se trata de una firma de fast-fashion, deberemos tener en cuenta las últimas tendencias en moda e intentar ser más casuales y estilosos. En este caso llevar un outfit de la última colección de la firma sería un plus. Por ejemplo, si sabemos que la firma a la que solicitamos empleo es de calzado, deberemos escoger los mejores zapatos que tengamos; si, por el contrario, se trata de una firma de joyería y relojería, deberemos poner el enfásis en estos complementos.

Al fin y al cabo, se trata de intentar que la persona que nos está entrevistando se pueda hacer una idea de cómo iríamos vestidos a trabajar y si ese estilo encaja con la marca. En el caso de que haya un “uniforme”, como en el caso de los trabajadores de tienda, ganaremos puntos si llevamos un look que se parezca a los outfits que lleva el equipo de la firma. Además, es evidente que, teniendo en cuenta que estamos demandando empleo en el sector de la moda, nuestro estilismo debe tener cierta sintonía y concordancia, por lo que combinar bien las prendas y complementos será imprescindible. Así pues, no usaremos un pantalón negro con unos zapatos marrones, o calcetines blancos con zapatos y traje.

2. Elige un outfit con el que te sientas cómodo en la entrevista de trabajo

La comodidad es una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de presentarte a una entrevista de trabajo. Se trata de un momento en el que todos nos ponemos nerviosos, ya que queremos ser los elegidos, pero sabemos que hay muchos otros compitiendo por el mismo puesto. Así pues, elegir un outfit cómodo es muy importante, ya que nos ayudará a transmitir la seguridad en nosotros mismos que todo entrevistador quiere ver.

En cambio, si usamos ropa con la que no estamos cómodos o que nos hace sentir inseguros, nos pondremos más nerviosos, no nos podremos concentrar al 100% en la entrevista y transmitiremos todas esas inseguridades al seleccionador.

3. Mejor colores neutros

En lo que se refiere a los colores, siempre es mejor ir con colores neutros como el blanco, el negro o el maquillaje, que acudir con tonos demasiado llamativos. Al fin y al cabo, estamos siendo entrevistados para un puesto en el sector de la moda en el que el cliente y el producto deben ser siempre el centro de atención. Además, aunque queremos que el reclutador no nos olvide, no queremos que nuestro atuendo lo distraiga demasiado de lo que verdaderamente importa: nuestros conocimientos y experiencia.

De esta manera, es mejor acudir con un look más neutro y ser un poco más arriesgados en los accesorios y detalles que pueden hacer que tu look sea inolvidable.

dresscode entrevista de trabajo

4. Los accesorios importan

A menudo oímos hablar a los exeprtos en moda de que un look no está completo hasta que no le añades accesorios y que unos zapatos, un bolso o un collar pueden transformar por completo un outfit. Y la verdad es que tienen toda la razón, los complementos son los que, de una forma mucho más notoria, muestran nuestro estilo y personalidad. Así pues, en una entrevista de trabajo, sobre todo en el sector de la moda, unos buenos zapatos, un cinturón concreto o un reloj original pueden ser nuestros aliados perfectos para hacer que el entrevistador no se olvide de nosotros.

De todas formas, de nuevo, debemos tener en cuenta que no queremos distraer al responsable del proceso de selección por lo que tampoco es recomendable llevar demasiados accesorios o complementos muy exgtravagantes y llamativos. Recordad la famosa frase de Coco Chanel: Antes de salir de casa quítate siempre el último accesorio que te has puesto“.

5. Cuida los detalles

Como bien dice el conocido proverbio anglosajón, “el diablo está en los detalles”. Así pues, es igual de importante que vayamos vestidos de forma adecuada a una entrevista de trabajo como asegurarnos de que la ropa que llevemos se encuentre en el mejor estado. Es por eso, que debemos asegurarnos de que las prendas estén bien planchadas, limpias y sin descosidos o rotos. Este es un punto más que ayudará a nuestra confianza y a no sentirnos inseguros o distraidos. Además, ayuda a dar la mejor imagen de nosotros mismos ya que si nos presentamos con un outfit arrugado, sucio y con rotos, estaremos dejando una mala impresión de nosotros mismos a la persona que nos va a entrevistar y puede pensar que somos alguien descuidado, poco aseado y que no se interesa lo suficiente por su atuendo y la moda. Y en una entrevista de trabajo para este sector, esa no es la mejor carta de presentación.

6. Apariencia

Por último, está la apariencia general de nosotros mismos. En este punto ya no nos referimos al outfit, sino a nuestro aspecto higiénico. Acudir a una entrevista de trabajo bien aseados es lo mínimo que podemos hacer, pero si además nos preocupamos por llevar una buena manicura o pedicura, mostrar una sonrisa cuidada, un maquillaje favorecedor o un perfume con un olor agradable, estaremos dejando la mejor huella en el entrevistador.

Son detalles de los que en ocasiones nos olvidamos, pero que marcan la diferencia en una entrevista de trabajo. Así pues, no dudes en hacerte una buena manicura y/o pedicura y no olvides elegir tonos neutros o un simple brillo. En el caso de los hombres, puede bastar con mostrar unas uñas cuidadas y aseadas. Por otro lado, recomendamos usar perfumes muy suaves o no usar ningún perfume. El olor es uno de los sentidos más sensibles y no a todos nos gustan los mismos aromas. Así pues, para evitar una situación incómoda o desagradable es mejor optar por perfumes muy discretos y refrescantes o por no usar nada.

Esperamos que estos consejos os sirvan de forma orientativa para acudir más seguros a una entrevista de trabajo. Aún así, no olvidéis lo más importante: sed vosotros mismos.

entrevista de trabajo moda

También puede interesarte

Las diferencias entre el BESPOKE, el MADE TO MESURE y el TAILOR MADE

22/02/2016 Leer más

Son millones los CV que circulan por los portales de empleo, RRSS y emails de nuestro país esperando una llamada que, muchas veces, no se produce.

22/07/2013 Leer más

Un site 100% responsive, en tres idiomas (español, inglés y francés) y con más de 100 vacantes geolocalizadas

13/07/2016 Leer más