14 Sep 2016

Blog

14 Sep 2016

El proceso de verificación curricular o screening se encarga de investigar todos los datos que aportes a la empresa en tu CV o entrevista

¿Cuántas veces hemos escuchado o leído eso de que no se debe mentir en el curriculum? A pesar de ser obvio, a veces las personas inflan o exageran algunos datos: cargos que no fueron los desempeñados, fechas que se alargan para tapar períodos de desempleo, cursos o formaciones que no existen o niveles de idiomas que no tenemos, son algunos de los datos que tienden a sufrir “pequeñas modificaciones”. Esta práctica se sigue produciendo porque aún hay quien cree que las empresas no comprueban este tipo de datos para descartar que mientes en tu CV y, mientras en la entrevista se puedan justificar o tapar, no serán relevantes para conseguir el puesto de trabajo ofertado.

Lo que muchos no saben es que existe el proceso de verificación curricular o screening. Este proceso consiste en que la empresa contratante, o bien empresas subcontratadas por esta, verifica toda la información aportada por el candidato en su CV y documentos entregados a la empresa en la medida permitida por las leyes locales y, en la mayoría de ocasiones, tras haber recibido un consentimiento total y explícito por parte del candidato. Así pues, en el screening curricular se comprueban cosas como que los anteriores empleos del candidato y el cargo desempeñado sean reales, así como que las fechas concuerden con el tiempo que el candidato pasó en la empresa. Para ello es habitual contactar con las anteriores compañías del candidato o con ex compañeros de trabajo o managers. También se comprueba que la formación académica que aparece en el CV del aspirante esté completada y para ello se pueden pedir titulaciones oficiales al candidato e incluso llamar a los centros educativos. En materia de idiomas se suelen pedir pruebas de nivel elaboradas por la misma empresa contratante o por empresas subcontratadas que determinan de forma objetiva el nivel real que posee el candidato en dicho idioma. Además, en el proceso de verificación curricular también se verifican los datos personales aportados por el candidato: nombre, apellidos, fecha de nacimiento, DNI, domicilio, etc.

En ocasiones, los screenings deben ser más exhaustivos si la posición a cubrir lo requiere. En este caso se pueden llegar a investigar temas como los antecedentes policiales o problemas legales que el candidato haya podido tener o la situación personal y familiar de este, siempre dentro de los límites autorizados por la ley de dicho país y respetando los derechos individuales del candidato. Este proceso es primordial para muchas empresas, especialmente cuando se trata de la búsqueda de Ejecutivos o Directivos, que serán la cara pública de la compañía y que pueden influir en la opinión que se tiene de la empresa y en sus intereses empresariales. Pero no sólo en procesos de executive search se realizan estas verificaciones. Cada vez más, las empresas realizan comprobaciones de este tipo para todos los candidatos a trabajar en ellas. En el mundo del retail y sobretodo en el retail de lujo, esta práctica es habitual debido al valor de los objetos que se venden en tienda y a las grandes cifras de negocio que se manejan en los puntos de venta. Así pues, por ejemplo, para una joyería de lujo será imprescindible comprobar los antecedentes policiales de un candidato, ya que si se produce un robo interno de alguna pieza, puede suponer pérdidas de miles de euros para la firma.

Una vez acabado este proceso de verificación, el candidato tiene derecho a pedir información sobre los resultados obtenidos. Además, en el caso que el screening plantee preguntas a la empresa se podrá proceder a una reunión con el candidato para aclarar posibles dudas y dar así la oportunidad al aspirante de defender su valía para el puesto. En este sentido, las empresas siempre trabajan con una política de transparencia y respeto mutuo con sus candidatos para que estos estén informados durante todo el proceso.

Así pues, no solo es recomendable no inflar o mentir en el currículum si no que es imprescindible ya que siempre es mejor ser sinceros y honestos con las empresas desde el principio que ser cazados en una mentira que manchará nuestra reputación. Y si tienes dudas de cómo elaborar tu CV puedes leer nuestro post “Apuesta por un currículum Bespoke” donde te damos consejos para que no pases desapercibido.

Volver