29 Jul 2019

Blog

29 Jul 2019

¿Alguna vez has estado en una tienda y te has preguntado para qué sirve exactamente la máquina con apariencia de pistola que utiliza el vendedor? ¿O por qué el uso de tablets y smartphones es cada vez más recurrente en tienda y está dejando de ser algo exclusivo de Apple? Déjanos contarte cómo la implementación de los wearables está cambiando desde hace unos años la industria del retail, y por qué son unas herramientas tan útiles tanto para el cliente como para los empleados. Para empezar… ¿Tienes claro lo que es un wearable?

 

1. Los wearables son unos gadgets que puedes llevar puestos:

Se trata de un anglicismo que se refiere a “aquello que puedes llevar puesto encima”, pero en este caso, nos referimos a los dispositivos tecnológicos que cada vez más, sirven como extensión natural del cuerpo, como si de prótesis se tratasen. Se pueden usar para simplificar las tareas y encontramos entre ellos los relojes y gafas inteligentes, las tablets y los audífonos.

2. Aumento de la popularidad del e-commerce:

El motivo principal de la implementación de este tipo de tecnologías en el punto de venta se debe al auge del comercio online. Es un mantra que llevamos repitiendo desde hace unos meses: la omnicanalidad no es ni una moda ni una tendencia, es un hecho. Debe existir una conexión total entre el ecommerce y el punto de venta, sobre todo en un momento tan sensible donde los patrones de comportamiento de los compradores y los customer journeys son tan cambiantes. Para ello, las empresas desarrollan estrategias para atraer, saber relacionarse y mantener al cliente. A su vez, esto sólo es posible gracias a medir, medir y medir. Y en eso, los wearables y gadgets tecnológicos nos pueden ayudar en gran medida 😉 Si los Sales Assistant y Store Managers tienen un control absoluto de lo que pasa en la tienda y fuera de ella (ecommerce), les permitirá ofrecer una experiencia satisfactoria e inolvidable.

Wearables en el retail

 

3. Algunas de las funcionalidades de un wearable en tienda:

    1. Notificaciones de las tareas y actividades que el empleado debe llevar a cabo, como por ejemplo si la tienda cierra en 1 hora, el Sales Assistant puede recibir una notificación avisándole que es momento para preparar la tienda para el cierre.
    2. Disponibilidad de información al momento sobre el producto, las tallas, colores, materiales y descripción de la pieza.
    3. Control total del Stock mediante el conocimiento del número de productos que tiene actualmente la tienda, las demás tiendas y el e-commerce. También es muy útil porque el wearable permite ubicar el producto dentro del almacén. En el caso en el que no se ubicase ahí mismo, se pueden encontrar otras opciones como reservar su disponibilidad o pedir que lo traigan de otras tiendas / e-commerce.
    4. Programas de Fidelización que facilitan la información del cliente; como por ejemplo compras pasadas, una copia digital de su recibo y descuentos o promociones. Además, permite a la empresa tener un mejor entendimiento de su cliente identificando sus datos demográficos y psicográficos.
    5. La comunicación entre los empleados es un elemento clave, especialmente para las tiendas de gran tamaño, ya que le permite al equipo contactar entre sí sin necesidad de desplazarse.
    6. Conectividad con los clientes en online para responder a sus preguntas, por ejemplo, a través de chats rápidos.
    7. Proteger a los empleados de situaciones que supongan una amenaza. y Los wearables permiten a los trabajadores obtener una asistencia en una situación de hurto o robo. Con sólo presionar un botón, se manda un aviso al resto de compañeros.

4. La satisfacción del cliente aumenta.

Los wearables han permitido que los tiempos de espera se acorten. No hace tanto tiempo, cuando un cliente buscaba un ítem, el vendedor tenía que desplazarse al interior de la tienda, buscar el producto, ofrecer una respuesta… Esto podía tomar un tiempo innecesario y para colmo el cliente podía potencialmente irse insatisfecho. Esta insatisfacción no sólo procede de no obtener el producto, sino de no tener mayor información al respecto. El cliente cada vez se vuelve más conocedor del producto y es más exigente… ¡Hay que saber ofrecerle respuestas y alternativas! Los wearables permiten tener un control total sobre el producto y nos agilizan la relación con el cliente.

 

A su vez, las devoluciones y cambios con la copia digital del recibo proporcionan un proceso más fluido. Este respaldo digital hace que el cliente tenga una imagen positiva de la marca por la eficiencia y la asistencia prestada, además del factor eco-friendly.

Estamos expectantes con la sacudida que está suponiendo la transformación digital en todos los sectores profesionales. Los wearables están en constante evolución y estamos deseando seguir conociendo sus distintas funcionalidades en el mundo del retail. Muchos hablan del Retail Apocalypse, pero con una omnicanalidad bien implementada seguiremos siempre apostando por el Retail.

Escrito por Clarissa Larraín

Volver